Un éxito conjunto

Desde hace más de dos años, un equipo de 4 personas operarias del Centro Especial de Empleo de la Fundació Tallers y un monitor realizan tareas de manipulación y montaje de componentes en las instalaciones de PFISTERER, una empresa dedicada la fabricación de productos para los sectores ferroviarios y eléctricos.

Esta práctica se llama enclave laboral, y para las personas que forman parte les permite desarrollar una labor productiva en un entorno de empresa ordinaria, a la vez de  relacionarse con personas que habitualmente no forman parte de su círculo social, rompiendo estereotipos y sintiéndose personas reconocidas, valoradas y con una red de conexiones sociales.

La buena marcha de esta iniciativa queda reflejada también en este artículo que PFISTERER escribió sobre la experiencia en la publicación que reciben las personas trabajadoras de todas las sedes, de 18 países diferentes.

Compartimos con mucha ilusión y orgullo este artículo en una traducción al castellano, ya que originalmente está disponible en inglés y alemán.

 

Un éxito conjunto

 

PFISTERER España continúa con gran éxito su compromiso iniciado hace más de dos años, con la inclusión laboral de personas con discapacidad física y / o intelectual.

La sinergia entre el equipo de PFISTERER y las personas trabajadoras de la Fundació Tallers se estableció rápidamente y la colaboración está siendo un motivo de éxito y orgullo.

 

Cuando comenzó la colaboración, ambas partes se encontraban en un nuevo terreno: «Supimos que la Fundació Tallers también ofrece apoyo a la industria. En la prueba piloto, se trasladaba un proceso simple de montaje de nuestros productos en sus talleres «, explica Pedro Durán, Director de Pfisterer en Barcelona. «Rápidamente nos dimos cuenta de que la colaboración funcionaba realmente muy bien por ambas partes y a partir de ahí decidimos llevarlo a un nivel superior – integrando el equipo de la Fundació Tallers directamente en nuestras instalaciones».

 

La Fundació Tallers tiene por objetivo promover la integración social y profesional de personas con discapacidad intelectual o física. El trabajo significativo y productivo con responsabilidades propias es un aspecto clave de la calidad de vida. En la mayoría de los casos, sin embargo, se proporciona en un entorno protegido dentro de los propios centros especiales de trabajo. La integración de un equipo directamente a las instalaciones de Pfisterer, significa un paso adelante hacia un entorno profesional real. PFISTERER es todavía una de las pocas empresas en España que ofrece esta posibilidad.

 

«Desde el primer momento, la recepción fue cálida e igual. Desde el principio, el equipo de Pfisterer nos dio la sensación de estar en pie de igualdad con el resto de trabajadores. A través del trabajo vemos que no tenemos que tener miedo ni establecer límites. Realmente aumenta nuestra confianza y nos motiva a seguir creciendo profesional y personalmente», dice Ricard Burgada, líder del equipo de la Fundació Tallers en PFISTERER.

 

«Creemos en una comunidad donde las personas evolucionan juntas a través del apoyo mutuo», dice Alex Carreño, gerente de operaciones. «Los participantes del programa trabajan de manera muy consciente y fiable. Nuestros empleados dieron la bienvenida a los nuevos colegas con los brazos abiertos y es una oportunidad para aprender también de ellos «. Todo el mundo se beneficia. El apoyo adicional alivia a los trabajadores de Pfisterer en tareas como el simple montaje, etiquetado o equipación. Y los participantes en el programa se sienten plenamente integrados, participan en todas las actividades y están orgullosos de formar parte de Pfisterer. Por lo tanto, ya está prevista una continuación de la colaboración.

 

There are no comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart