Bailar por vibración – Día Internacional de las Personas Sordas

Hoy es el Día Internacional de las Personas Sordas y queremos saber algo más de Salima, una persona con discapacidad auditiva que hace 24 años que trabaja en el Centro Especial de Trabajo de la Fundació Tallers. En los últimos 8 años, dedica su jornada laboral al área Industrial: corta las diferentes piezas de unos patrones para una firma de marroquinería y es la encargada de llevar a cabo los pedidos urgentes. Es muy rápida y precisa trabajando y desarrolla las tareas con poco tiempo y mucha seguridad.

 

Aunque para un persona que la conozca de nuevo le sea un poco dificultoso en un primer momento, Salima puede hablar utilizando la voz, no sufre ninguna dolencia en las cuerdas vocales (como la mayoría de las personas sordas, en realidad). En esta conversación nos acompaña Roser, una monitora que trabaja con ella y que nos ayudará a interpretar la expresión de Salima.

 

Salima es una persona habladora y le gusta dar su opinión sobre todo lo que pasa. Explica que está casada también con una persona sorda y que a menudo salen a cenar, ya sea con otras parejas o ella sola con sus amigas, con quien también hablan con la lengua de signos.

Nos dice que en la lengua de signos está la simbología y también el alfabeto y que ella sabe de las dos maneras.

De hecho, el lenguaje de signos es propio de cada cultura, es decir, cada concepto es representado de acuerdo con la cultura ancestral del territorio y, además, existe el alfabeto. De modo que no es lo mismo la lengua de los signos en la zona asiática que en la nuestra, por ejemplo.

 

Más allá de la lengua de signos, sentimos curiosidad por su cotidianidad y ella nos aclara encantada algunos interrogantes que teníamos:

 

En casa, por ejemplo, para ver la televisión, siempre lo hacen con subtítulos.

No por no oír no pueden bailar: las personas sordas se guían por el ritmo que genera la vibración. De hecho, le encantan las coreografías, ir a la discoteca y desmelenarse en la pista de baile.

Y cuando el metro hay una incidencia y es anunciada por megafonía, ella capta las expresiones de la gente, sigue el movimiento que hacen el resto de personas y pregunta qué es lo que pasa. Normalmente encuentra colaboración y amabilidad.

 

Para terminar le preguntamos si quiere decir algo más y añade con una sonrisa que está muy contenta de trabajar aquí, de tener su sueldo, que tiene salud y que su familia también, que esto es lo más importante.

 

There are no comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Start typing and press Enter to search

Shopping Cart